Blogia
ATENCO SOMOS TODOS

Nos cuentan

PUEBLA : PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE LYDIA CACHO

20080406174003-1879.jpg

Cientos de poblanos acudieron al zócalo de la ciudad para presenciar la presentación del libro Memorias de una infamia, de la escritora Lydia Cacho Ribeiro,

"Una de las diferencias entre Mario Marín, sus cómplices; y quienes estamos aquí y en todo el país rebelándonos contra la violencia y la corrupción, está en que ellos defienden su pequeño y pasajero poder y nosotros defendemos la libertad de un país en el que nuestros hijos puedan crecer felices”, inició su discurso la periodista Lydia Cacho Ribeiro, durante la presentación en Puebla del libro “Memorias de una infamia”, editado por la casa Grijalvo.
Resguardada por al menos 30 mujeres que portaban playeras negras con la leyenda: “No más pederastas, no mas corrupción, no más impunidad”, la periodista que en el 2005 pasó a la historia por las violaciones a sus derechos que presuntamente ejercieron en comparsa el gobernador de Puebla, el empresario Kamel Nacif y otros funcionarios públicos; se dirigió a las cientos de personas que acudieron al zócalo poblano para presenciar la presentación de este nuevo libro, con una actitud diferente, según lo explicó ella misma.
“Hoy regreso a Puebla y por primera vez lo hago sin miedo, sin escoltas y sin autos blindados (…) porque aunque el gobernador [Mario Marín] retire nuestros carteles y espectaculares, no puede retirar nuestra voz”, comentó entre las porras y gritos de apoyo de los asistentes.
En su mensaje expresó a los poblanos que el asunto no hubiera trascendido si se tratara solamente de la violación a los derechos de una periodista; pero debido a que implica un fenómeno que va más allá, ha hecho tanta mella en la ciudadanía, originando el despertar de mucha gente.
“Los que estamos aquí y seguramente muchos de ustedes soñamos con un país en el que 16 mil niñas al año no sean compradas y vendidas por los tratantes de personas, donde las y los periodistas no tengan que jugarse la vida y el sustento por hacer un trabajo digno”, indicó.
Señaló que cuando se revelaron las grabaciones, en febrero de 2006, entre el llamado “Gober Precioso” y Kamel Nacif, entendió que la batalla no sería contra “un pequeño tirano poblano”, sino contra todo un sistema político y judicial corrompido.
Recordó que cuando Mario Marín tomó protesta como gobernador, en su discurso advirtió a los periodistas y reporteros que no podrían hacer lo que “les diera la gana”, por ello dijo que ésta también es una batalla para defender la libertad de expresión, agradeciendo al mismo tiempo, el apoyo de los pocos periodistas que no aceptaron las migajas del poder, ejerciendo la prensa libre.
“Dicen por ahí que hoy venimos a conspirar y efectivamente a eso vinimos. Porque conspirar significa respirar el mismo aliento, todas y todos unidos (…) de igual forma les digo a los que hoy tienen un pequeño y momentáneo poder, la conspiración por la paz y justicia apenas comienza”.
Durante el acto, estuvieron presentes también Carmen Aristegui, Sanjuana Martínez, María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera, Lorenzo Córdova y Julio Glockner.
En su intervención María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera manifestó que a pesar de la exoneración del gobernador Mario Marín Torres, el pueblo de México no debe ni puede olvidar este atropello porque “un pueblo que olvida sus crímenes, está condenado a repetirlos”.
Por su parte, Sanjuana Martínez opinó que los habitantes de Puebla no merecen un gobernador como Mario Marín Torres, pues dijo que la tortura hacia Lydia Cacho no es más que el refrendo del poder de Kamel Nacif, quien supo manejar a un gobernador y a decenas de funcionarios para su beneficio.
Julio Glockner, antropólogo e investigador de la BUAP, propuso durante el acto la concentración de firmas por parte de alumnos y maestros de la máxima casa de estudios poblana, para entregarle a Lydia Cacho el “doctorado honoris causa”, por ser un luchadora constante en la defensa de los derechos humanos, esto al tiempo de comparar a la periodista con Virgilio y otros personajes de la literatura mundial.
Lorenzo Córdova por el contrario se centró en los aspectos legales que originaron la absolución de Mario Marín Torres por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señalando que un punto clave fue cuando se decidió eliminar del caso, el tema de las redes de pederastia y pornografía infantil, originando con ello que algunos ministros que votarían en contra de Marín Torres, lo hicieran a su favor.
Por último, Carmen Aristegui quien fue la más aclamada de la tarde habló del prólogo que escribió para este libro, señalando que se trata de un relato de la tortura psicológica y física que la periodista sufrió desde su traslado de Cancún a Puebla y durante su estancia en el Cereso de San Miguel.
De igual forma, denunció que México se está convirtiendo en una nueva Tailandia, donde la compra-venta y exportación de menores a otros países sucede con una frecuencia horrorizante.
Indicó que las conversaciones difundidas por varios medios de comunicación, entre ellos La Jornada y el Universal, fueron una carta de autenticidad de lo que Lydia estaba relatando en su libro “Los demonios del Edén”.

Soledad Mejía Peniche

“MEMORIAS DE UNA INFAMIA”, en El Siglo de Durango


PUEBLA.- Veintiocho meses tuvieron que pasar para que la periodista Lydia Cacho Rivero regresará a esta capital, donde fue detenida en diciembre de 2005 por “denunciar” una red de pederastas internacional en México que involucra a empresarios y prominentes políticos.
[Puebla con Lydia Cacho y contra la infamia]
Son más de 840 días en los que la escritora vivió entre el miedo por las amenazas de muerte que pesan sobre su persona; dos intentos de asesinato y de sostener una batalla legal contra el poder político que la llevó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde desecharon su caso.
DIFERENTE
Este sábado fue diferente de aquel triste día, dijo Cacho Ribeiro, al presentar su libro “Memorias de una Infamia”, en el zócalo de esta capital.-“Ahora vengo sin miedo, sin escolta, ni camionetas blindadas”, sentenció al comenzar la presentación, mientras porras y aplausos se dejaban escuchar en favor de la también defensora de derechos humanos.
-“Dicen por ahí que venimos a conspirar y sí efectivamente conspirar significa respirar el mismo aire… La conspiración por la paz y la justicia apenas comienza. Que lo sepa (Mario) Marín y la Suprema Corte de Justicia de la Nación ¡No nos vamos a detener!”, lanzó emocionada ante miles de poblanos que se reunieron en la plaza pública pese al intento del gobierno estatal para boicotear la presentación.
APOYO
“¡No estas sola! ¡No estas sola!”, corearon cientos de mujeres, adolescentes, niños, ancianos y hombres a una sola voz que retumbaba hasta los muros del Palacio de Gobierno.
Con serenidad, pero con una mirada que contenía lágrimas, su voz se entrecortaba al relatar su historia que calificó de impunidad; llena góbers preciosos, de “Manlio Fabio Beltrones”, de “Kamels”; por la que le dieron su “coscorrón” y por la que pensó que perdería la vida.
De manera súbita, Lydia Cacho se levantó del estrado y alzó su voz para retar los judiciales poblanos que la amenazaron. “Les van a hacer faltan balas”, pues con ella estaban decenas de “damas de negro” que hicieron una valla humana para protegerla.
PRESENTACIÓN
Junto a ella estuvieron las periodistas Carmen Aristegui y Sanjuana Martínez, que desde sus trincheras compartieron su misma batalla, así como el politólogo y investigador de la UNAM, Lorenzo Córdova, entre otras personas.
La ex conductora de radio no pudo ocultar su emoción y en varias ocasiones se sonrojó ante las porras y ¡vivas! para su persona.
Aristegui acusó que desde el poder se protege a quienes han vulnerado los derechos de Cacho, así como las víctimas de pederastia y cuestionó “¿Quién protege a los pederastas y quien protege a sus protectores?”
Recordó que durante su campaña presidencial, Felipe Calderón prometió un juicio político para Marín y “hoy hasta hace fotografía con él” como si un halo de impunidad lo protegiera.

EL OCCIDENTAL. Comunidad y cultura

Periodista mexicana presenta libro en la ciudad donde estuvo detenida
Organización Editorial Mexicana, 6 de abril de 2008. EFE
Puebla
. La periodista Lydia Cacho presentó hoy su libro "Memorias de una infamia" ante unas mil personas en el estado mexicano de Puebla, a cuyas autoridades acusó de haber urdido un plan para encarcelarla y vejarla.
Cacho regresó hoy por primera vez en 28 meses a la ciudad de Puebla, capital del estado del mismo nombre, a donde fue llevada en a finales de 2005 ilegalmente por policías para que enfrentara un juicio de difamación por una demanda presentada por el empresario Kamel Nacif, amigo del gobernador poblano, Mario Marín.
En su primer libro "Los demonios del Edén", la periodista reveló una red de pederastas en el Caribe mexicano comandada por el empresario Jean Succar Kuri, actualmente preso en una cárcel del centro turístico de Cancún, y amigo de Nacif.
La periodista acudió hoy a la presentación del libro "Memorias de una infamia" acompañada por un grupo de ciudadanos que la protegió debido a que, dijo, siguen latentes las amenazas de los policías que la detuvieron en Cancún y la llevaron a Puebla, en un trayecto de 1.800 kilómetros.
Pero dijo que no tuvo miedo de regresar a Puebla y que lo hizo para que el gobernador de ese estado, Mario Marín, se dé cuenta de que su caso no está cerrado, pues lo analizan instancias internacionales.
En un controvertido fallo en diciembre pasado, la Suprema Corte de Justicia determinó que no se violaron los derechos humanos de Lydia Cacho durante su detención, pese a que expusieron varias pruebas, entre ellas llamadas telefónicas entre Marín y Nacif donde se escucha a ambos personajes ponerse de acuerdo para encarcelar y vejar a la periodista.
Lydia Cacho afirmó que visitaba Puebla acompañada de amigos que la apoyaron en los momentos difíciles y agradeció a los periodistas que han tratado su caso, algunos de ellos, dijo, han perdido su trabajo por abordar el tema.
Días antes de la presentación del libro en Puebla las autoridades retiraron del techo de un edificio una valla publicitaria en la que se anunciaba el evento.
También, según Cacho, las autoridades de Puebla presionaron a los medios y amenazaron a empleados públicos para que no asistieran este sábado a la presentación de su libro.
“Es difícil entender como Lydia mantiene en todo momento la serenidad, de alguna manera recoge los pedazos y los coloca siempre en su lugar, mantiene el temple, la armonía y hasta la sonrisa, es una mujer extraordinaria”
, finalizó Carmen Aristegui entre gritos y aplausos.

Otras reseñas (que iremos actualizando):
Actualización 7 de abril 2008
*Cacho denuncia boicot de ‘Góber’ Por Lydia Cacho Ribeiro 
*ANÁLISIS A FONDO: PERIODISTAS Por FRANCISCO GOMEZ MAZA 
*No más pederastia. No más Corrupción. No más Impunidad. Por Lámpara de Diógenes
* Vídeo En contexto
*Gobierno de Argentina: Lidya Cacho presenta... por Gobierno de Argentina
*Memorias de una infamia en Puebla Por Mario Martell 


Foto de portada: Gabriela Zaragoza Díaz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MESA REDONDA:¿HACIA DÓNDE VA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?

MESA REDONDA:¿HACIA DÓNDE VA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?
La revista Gatopardo, en México,   invita este viernes, 11 de mayo, a las 10:00 a.m en el auditorio de la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica, Tamaulipas 202, esq. Benjamín Hill Col. Condesa, a la presentación de su número especial sobre Venezuela con la mesa redonda ¿HACIA DÓNDE VA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?
Participarán:
-Teodoro Petkoff Maleç, político, periodista y economista venezolano famoso dirigente y guerrillero comunista en la década de los 60, miembro fundador del partido Movimiento al Socialismo (MAS) de tendencia socialdemócrata, Ministro de Planificación, diputado en varias legislaturas, candidato a la Alcaldía de Caracas y dos veces candidato presidencial. Profesor de la Universidad Central de Venezuela. Como periodista fue director del periódico El Mundo y fundador del periódico Tal Cual. Asimismo, es autor de “Las dos izquierdas”, “Checoslovaquia: El Socialismo como problema”, “Socialismo para Venezuela”, “Proceso a la Izquierda”, “Democracia para el Socialismo”, “Razón y Pasión del Socialismo”, “Del optimismo de la voluntad”, “Por qué hago lo que hago”, “Chávez: Una segunda opinión” y “Chávez: Tal Cual”.
-Boris Muñoz, periodista y escritor venezolano, miembro del Pen Club, profesor de la Universidad Central de Venezuela y autor del texto en Gatopardo “Rápido y Furioso, los 100 días del hombre fuerte de Venezuela”. Colaborador de las revistas "Nueva Sociedad", "Gatopardo" y "Soho", y articulista del periódico venezolano "El Nacional". Es coautor, con José Roberto Duque, de "La Ley de la Calle - Testimonios de Jóvenes Protagonistas de la Violencia en Caracas" (Fundarte, 1995) y coeditor, con Silvia Spitta, de “Más allá de la ciudad letrada: crónicas y espacios urbanos” (Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, Universidad de Pittsburg, 2003). Muñoz obtuvo el doctorado en literatura latinoamericana por la Universidad de Rutgers del Estado de Nueva Jersey y fue asesor del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.
-Jorge Castañeda Gutman, intelectual y político mexicano, profesor universitario, columnista y ex canciller mexicano. Es doctor en Historia Económica por la Universidad de París y fue profesor visitante en la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Princeton, la Universidad de Nueva York y la Universidad de Berkeley. Es autor de más de una docena de libros y editorialista frecuente en los diarios Reforma (México), El País (España), Los Angeles Times y en la revista Newsweek (EE.UU.). Fue precandidato presidencial y precandidato a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal de México.
 
El evento se llevará a cabo este viernes 11 de mayo a las 10:00 a.m en el auditorio de la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica, Tamaulipas 202, esq. Benjamín Hill Col. Condesa.
 
Favor de confirmar al 55-54-54-19 ext. 134 y 116       
 
Mayté Rivera Espinoza
Zimat Consultores
Viena No. 90 Coyoacán
México D.F 04100
( 55 54 54 19 Ext. 116
Cel. 04455 54 34 15 48
* mrivera@zimat.com.mx

SANJUANA MARTÍNEZ HABLA DE LA PEDERASTIA CLERICAL EN MÉXICO Y DE SUS ENCUBRIDORES

 La pedereastia clerical en Mexico... Sanjuana Martinez presenta su libro en Puebla, donde las autoridades eclesiasticas y civiles han dado proteccion a pederastas: Caso Nicolas Aguilar... vinculo Sucar-Nacif-Marin; el boicot de Carlos Slim al libro "Manto Púrpura", etc 
 
 
 
 
 

LO QUE FOX PENSABA EN 1995 DE LOS ZAPATISTAS Y LO QUE HIZO CON LOS HERMANOS CEREZO

Lo que Fox pensaba en 1995 de los acusados de ser zapatistas, lo que Fox hizo con los Cerezo, hijos de dos miembros del EPR:
Image hosted by Photobucket.com

En 1995, cuando Fox era candidato del PAN a la gubernatura de Guanajuato adoptó una posición crítica y de escepticismo ante la captura de varios presuntos zapatistas, luego de la orden de Zedillo de capturar a Sebastián Guillén, presuntamente el subcomandante Marcos.
En una nota publicada por Proceso en febrero de 1995, decía:
..si ahora ya se identificó supuestamente al subcomandante Marcos no cambia la situación, sólo que ahora "se habla de un delincuente en vez de que alguien quien abrazaba una lucha social".
..."¿en qué lugar queda Salinas de Gortari que en 18 meses estuvo negociando con un supuesto delincuente, en que lugar queda don Samuel Ruiz que puso toda su entrega en la intermediación, lo mismo pasa con Manuel Camacho Solís, y el mismo Zedillo, por qué después de cuatro meses en los que ofreció el diálogo nos dice que no se trataba más que de pillos?"
Egresado de escuelas jesuitas -estudió primaria y secundaria en Instituto Lux de León y en la Universidad Iberoamericana de la capital- Fox consideró que los datos aportados por la PGR sobre la presunta identidad del subcomandante Marcos, ?no hacen más que hablar bien de él, ése es un buen currículum".
... ?no hemos visto pruebas? suficientes que incriminen a los detenidos, a quienes ?ya les pusieron la etiqueta de pertenecer al Ejército Zapatista? y es por ello que el candidato a la gubernatura se mostró escéptico sobre la primera versión dada a conocer por el presidente Zedillo.
Proceso número 954 del 13 de febrero/ 1995. Página 12

Sin embargo, en el 2001, tras el estallido de unos petardos o cohetes a las afueras de un banco, se detuvo a tres hermanos: Héctor, Antonio y Alejandro Cerezo Contreras como presuntamente responsables del hecho. Y todo por ser hijos de dos integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR).
No sólo se les trató y trata como delincuentes, sino que se tuvo el descaro de compararlos con tipos como El Mochaorejas y reos peligrosos como son los narcotraficantes, por eso se les encarceló en la prisión dizque de máxima seguridad de La Palma, también conocida como Almoloya.
Afortunadamente, ha recuperado su libertad uno de los hermanos, Alejandro, y en una entrevista de La Jornada narra los días terribles en La Palma.
Aquí uno extractos de la entrevista de Blanche Petri publicada el sábado 5 de marzo, página 14:
El mensaje es: tú, que te dedicas a la lucha social esto es lo que te va a costar. Son tus hijos, están en nuestras manos, vamos a hacer con ellos lo que queramos. Y también es un mensaje de intimidación a todos los luchadores sociales legales o ilegales: vean lo que les puede pasar a sus hijos.
"El 14 de enero me levanté y lo primero que vi por la ventana, desde el nivel en que estaba, fueron tanques del Ejército. En cuestión de minutos ya estaban agentes de la AFI, con pasamontañas, revisando las estancias, confiscando casi todo lo que uno tenía. A los que se opusieron les dieron una garrotiza. A partir de ese momento nos aislaron totalmente, nos dejaron encerrados durante 19 días. Suspendieron las llamadas, no hubo acceso a noticias, ni a nada. Hasta el día 16 me gritaron que se estaban llevando a mis hermanos. Al día siguiente me enteré que fueron trasladados; Héctor, a Puente Grande, y Antonio, a Matamoros."
En su módulo, Alejandro convivió, por ejemplo, con el hijo de Daniel Arizmendi; un capitán primero del grupo del general Rebollo; uno de la banda de los Arellano Félix; un jefe de porros de la Universidad de Puebla.
Su hermano Héctor, por su parte, convivió con el presunto homicida de Luis Donaldo Colosio, Mario Aburto.
La lista de lecturas de Alejandro Cerezo en los pasados tres años es nutrida: clásicos rusos, franceses, griegos; literatura contemporánea mexicana, filosofía, economía.
"La sicóloga del penal me dijo que si hubiera estado en libertad no hubiera leído ni la mitad. Falso, hubiera leído el doble. Cuando caí preso estudiaba dos carreras y tenía un ritmo de lectura cabrón. A veces me caía la depresión encima. En esos momentos es muy difícil concentrase, sientes que el cerebro se te fuga a un lugar equis. Entonces, leer es lo más difícil.
"Hubo otro momento terrible, cuando supimos que habían asesinado a nuestra abogada, a Digna Ochoa. Ese día sí necesité abrazar a alguien. Me colgué de mi hermano cuando salimos al patio. Lloraba. Sólo podía pensar qué abuso tan tremendo, qué chingadera. Al día siguiente teníamos audiencia y ella tenía que estar allá. y el agente tuvo el descaro de amonestamos porque nuestra abogada no llegaba a la diligencia'.
El ingreso. Es impresionante. Te ponen contra la pared e indican que el trato será de sí señor, no señor. ¿Entendió? Sí señor No se oye. Sí señor. No me grite. Te despojan de todo. Luego de la revisión física -el ano te lo revisan con lámpara- te dan la ropa reglamentaria. Te obligan a inclinarte 90 grados con las manos esposadas por atrás, te toman de los brazos y en esa posición tienes que ir corriendo. Si no puedes te arrastran. Después viene la advertencia, textual: "Aquí la verga es azul y negra, y los huevos se quedaron afuera'. Es duro, muy duro al principio. Después te acostumbras.

Publicado por Serafín Vázquez en Historias, sábado, marzo 12, 2005

AVISO A LOS LECTORES

AVISO A LOS LECTORES

Aviso importante
Durante estos días se van a realizar mejoras en el servidor.
Se pueden producir cortes en el servicio.
Más información en http://info.blogia.ORG.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA DESTRUCCIÓN DE MÉXICO: CONSECUENCIAS DE LA DEVASTACIÓN MEDIOAMBIENTAL

 

Ciudad de México, MéxicoGreenpeace presentó el documento "La destrucción de México: consecuencias económicas y sociales de la devastación ambiental", que recoge las alarmantes cifras sobre el estado de los ecosistemas del país. Es un reporte que muestra gráficamente una realidad que los candidatos a la Presidencia no pueden ignorar, pues representa cada año una pérdida equivalente a 10 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

La degradación ambiental que sufre nuestro país pone en riesgo nuestra viabilidad, pues en los recursos naturales se sustenta la producción de los bienes económicos. El desconocimiento sobre los beneficios que nos proporcionan los ecosistemas –y, por tanto, el permitir y avalar su destrucción- está conduciendo irremediablemente a catástrofes económicas, sociales y, por supuesto, políticas”, señala el documento.
En la administración de los recursos naturales ha privado una visión de corto plazo, de privilegiar los intereses privados aunque eso signifique sacrificar el futuro de los intereses colectivos. Lamentablemente, la clase política no tiene el menor interés en proteger el medio ambiente. Y esto aplica tanto para quienes hoy están en la administración pública como para aquellos que tienen posibilidades de hacerlo en los próximos años. Esto es inaceptable”, afirmó Alejandro Calvillo, director de Greenpeace México.

En la presentación participó el doctor en Economía Alejandro Guevara Sanginés, director de la División de Estudios Sociales de la Universidad Iberoamericana, quien comentó que “el daño ocasionado por la destrucción del medio ambiente afecta más a los pobres, en la medida en que ellos dependen más de los recursos naturales. Por ello, es fundamental que apoyemos los proyectos de conservación de las comunidades que tienen bajo su control zonas ecológicamente ricas, pues con ello logramos un triple objetivo: preservamos los recursos naturales, paliamos la pobreza y conservamos el patrimonio de las futuras generaciones”.

En el documento se advierte que los recursos renovables se están agotando rápidamente. “Quien gane, recibe un país en un estado grave de degradación ambiental. Quien gane no puede permitirse ignorar esta situación, mucho menos mantenerla en el actual estado”, afirmó Calvillo.

Una realidad que no se puede ignorar

El documento refiere que México pierde cada año el equivalente a 10 por ciento del Producto Interno Bruto debido al deterioro ambiental: cerca de 754 mil millones de pesos al año, aunque ese monto no considera la pérdida acumulada año tras año de los recursos.

Bosques. Cada año perdemos más de 600 mil hectáreas de bosques. En el año 2000 los bosques brindaron servicios ambientales por 136,770 millones de pesos, cifra que superó 6.5 veces el ingreso por extracción comercial de madera, casi 70 veces el presupuesto asignado al sector forestal en 2005. Dos tercios del agua que se consume en México son capturados en los bosques.

Manglares. Este ecosistema amortigua los impactos de huracanes y tsunamis, evita la erosión y es área de desove y crianza de 70 por ciento de especies pesqueras de interés comercial. Cada hectárea brinda beneficios que equivalen a entre 200 mil a 900 mil dólares por año. Sin embargo, cada año desaparecen 22 mil hectáreas, lo cual representa una pérdida económica de al menos 4,400 millones de dólares.

Agua. Escasez, contaminación y mal uso son los problemas del agua en México. Contamos con 654 acuíferos, pero en 2003 sólo 188 estaban disponibles; de ellos, 65 están sobreexplotados y 47 cerca de esa condición. Del agua disponible, 73 por ciento está contaminada y requiere tratamiento antes de ser destinada al consumo.

Pesquerías. Los recursos marinos están amenazados por el crecimiento descontrolado del sector pesquero y las capturas no reguladas o ilegales. Actualmente, 71 pesquerías que capturan 364 especies están en niveles de aprovechamiento máximo mientras ya están sobreexplotadas otras 22 pesquerías que capturan 102 especies. En 2005, 90 por ciento de las pesquerías nacionales se encontraba al límite de aprovechamiento o en condiciones de deterioro.

Actividades agrícolas. Más de 80 por ciento de los suelos agrícolas de México presenta algún grado de erosión, debido a los monocultivos y la deforestación. Además, cada año el campo recibe 15 mil toneladas de plaguicidas que contienen un centenar de ingredientes nocivos para la salud que pueden causar cáncer, alterar el desarrollo embrionario, causar daños reproductivos y debilitar el sistema inmunológico. La más reciente amenaza para los cultivos es la liberación de organismos genéticamente modificados al medio ambiente.

Industria sucia. Debido a procesos industriales sucios y a la aplicación laxa de las leyes, hoy tenemos un país saturado de residuos peligrosos. Más de 30 millones de personas viven en zonas donde se exceden las normas de calidad del aire; los daños a la salud que provocan 11 termoeléctricas exigen un gasto de 465 millones de dólares anuales (4 por ciento del gasto público en salud). El gobierno tiene registro de 432 sitios contaminados con residuos peligrosos. La empresa más contaminante del país es Pemex, responsable de más de la mitad de las emergencias ambientales con sustancias peligrosas.

Cambio climático. Este fenómeno es la mayor amenaza que enfrenta el planeta. En México, casi todo el territorio es susceptible a la desertificación y la sequía; un aumento en el nivel del mar puede cubrir las zonas bajas hasta 40 kilómetros tierra adentro; los sectores más vulnerables son: agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, turismo y las industrias con gran demanda de agua, como las de la transformación.

Conclusiones
La destrucción de los recursos ambientales en México no puede seguir siendo un tema de importancia menor para quienes toman decisiones en este país. Es fundamental que se comprometan con la protección de los ecosistemas del país. Este compromiso debe incluir propuestas de acción y mecanismos de seguimiento y vigilancia, así como la participación pública.

Documento completo, AQUÍ.
 

HUBO VARIOS HERIDOS DE BALA EN ATENCO, REVELA MÉDICO DEL OMSPIM

HUBO VARIOS HERIDOS DE BALA EN ATENCO, REVELA MÉDICO DEL OMSPIM
Ha visitado en prisión a tres de los apaleados; el más grave requiere hospitalización

EMIR OLIVARES ALONSO

El día del asalto policiaco a San Salvador Atenco fueron varios los heridos de bala y no sólo Francisco Javier Cortés Santiago -adolescente que resultó muerto- asegura el médico Fernando Rubí Apreza, presidente de la Organización Multidisciplinaria para la Salud de la Población Indígena y Marginada (OMSPIM).
Junto con el también integrante de la OMSPIM, Guillermo Selvas -quien fue detenido con su hija Mariana, estudiante de la Escuela Nacional de Antropología e Historia- llegó a Atenco con la finalidad de brindar servicios médicos a los habitantes que resultaron lesionados el 3 de mayo.
"Vimos a gente herida por arma de fuego. Yo atendí a uno de los lesionados de bala. Se le hizo curación y se le condujo a una clínica particular. Era una herida por arma de fuego calibre 38. Los primeros auxilios se los proporcioné yo", afirmó.
Al enterarse de que su amigo, el doctor Guillermo Selvas, fue detenido, Rubí Apreza decidió acudir a Almoloya de Juárez, estado de México, para intentar verlo. En varias ocasiones el médico intentó entrar en el penal de Santiaguito; en una lo logró.
Hasta hoy, es la única persona ajena a las autoridades que ha logrado pasar más allá de los locutorios del penal de Santiaguito. El médico relata que la semana pasada logró ingresar y valorar a los tres detenidos "más graves" tras la golpiza que les propinaron elementos policiacos durante el operativo en San Salvador Atenco.

Narra que el sábado 13 de mayo, gracias a un oficio médico en favor de Octavio Castilla -también detenido- logró tener acceso a esa cárcel. "Este joven tiene insuficiencia renal por trauma prostático y requiere que se le practique un sondeo para descongestionar la vejiga. Por medio de ese oficio logré entrar como médico, sólo para atenderlo a él, pero conocí a parte del personal médico del penal."
Sin embargo, relata que el siguiente día se adhirió a la comisión que entraría a dejar las provisiones de agua y dulces para los presos que están en huelga de hambre y, gracias al personal médico que conoció un día antes, logró entrar al área de enfermería.
"Allí me facilitaron atender a los detenidos. Primero vi a los que están más graves y lastimados." Se trata de Heriberto Nopaltitla, campesino de 58 años; Arnulfo Pacheco, incapacitado para caminar, de 55, y Paulino Zavala, carpintero de 60 años.

Riesgo de vida vegetativa

Describe que Nopaltitla presenta fracturas múltiples en un brazo, en huesos de la muñeca y en un dedo. "Su cuerpo es toda una mancha de moretones y exfoliaciones; detecté fracturas en costillas; le conté 19 heridas en el cráneo. Estas lesiones ponen en riesgo su vida porque los moretones provocan que la sangre se coagule, no se disuelva y así viaja por el torrente sanguíneo. Puede producirle accidentes vasculares cerebrales, como trombosis, y eso puede generar una vida vegetativa."
Considera que el más grave de los tres es Pacheco, quien, por su incapacidad física, opuso menos resistencia y fue severamente golpeado. Presenta, explica, golpes en todo el cuerpo y debido a esa situación se le ha generado un "trauma" por lo que presenta pérdida del control de esfínteres. "Además, aún hace ocho días presentaba orina con sangrado; inflamados los miembros inferiores por la retención de líquidos producto de la paliza; recibió un golpe en la garganta que le lesionó la faringe, por lo que se le dificulta comer; tiene fracturas múltiples en las costillas. Es el más delicado de los tres. Para que su vida no corra peligro debería estar hospitalizado y atendido por un especialista. En el menos optimista de los casos, podría presentar cualquier situación de insuficiencia vascular cerebral o cardiopulmonar."
En tanto, Zavala, quien padece diabetes, "parece un mapa de llagas", agrega el doctor; además tiene lesiones en el cráneo, rostro y nariz, dos costillas fracturadas y le cuesta trabajo respirar.
Fernando Rubí Apreza explica que tras valorar a estos tres hombres, el personal médico del penal le ayudó para acceder a las celdas y así analizar a los detenidos. "Doy prioridad a las mujeres y logro atender a Bárbara Italia Méndez", quien "fue ultrajada con manos y objetos. La semidesnudaron y la pusieron en posición supina, además de lastimarla, manosearla, la fueron ultrajando en sus genitales; fue la única a quien pude valorar."
Indica que por alguna razón se corrió el rumor en el interior del penal de que un médico valoraba a los internos, por lo que personal de enfermería le pidió que saliera de las instalaciones. Sin embargo, comenta que envió una carta al director de Prevención y Readaptación Social del estado de México, Alejandro Carmona, en la que le solicitó que le permita el acceso al penal para continuar con los análisis clínicos de los detenidos.

Publicado en La Jornada, 22 de mayo de 2006 

LOS SAUCES, SICARTSA, ATENCO, FALTA LO QUE FALTA.

LOS SAUCES, SICARTSA, ATENCO, FALTA LO QUE FALTA.
Sebastián López.
La escalada.
Apenas había arrancado la Otra Campaña, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y su vocero, el subcomandante Marcos, delegado Zero de su Comisión Sexta, propusieron a las organizaciones, grupos, colectivos y personas que se habían adherido a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona (la Sexta) acordaran como un principio fundamental de dicho esfuerzo organizativo denunciar cualquier acto de represión en contra de cualquier adherente, en cualquier parte del país; algo así como “si tocan a uno, nos tocan a todos”.
A los buzones de los correos electrónicos comenzaron a llegar, una tras otra, las denuncias de persecución, hostigamiento, amenazas, agresiones físicas y verbales y hasta detenciones en casi todos los estados del país; la mayoría, de aquellos donde el delegado Zero y la Karavana que le acompaña ya habían pasado o estaban por pasar.
Fue tras la represión a indígenas de San Blas Atempa, Santa Catarina Juquila, Chuxnabán, Quetzaltepec Mixe, San Andrés Montaña, Silacayopan y Santiago Ixtayutla, en el estado de Oaxaca, que Marcos, estando en Hidalgo, llamó a la realización de una jornada nacional contra la brutalidad policiaca, que se empataría con acciones similares en otros lugares del planeta. A la mayoría de las personas adherentes a la Sexta, la convocatoria del líder insurgente les pareció importante, pero no tanto como para trabajar en serio en ello y las más de las acciones no pasaron de ser pequeños eventos desangelados.
En su paso por tierras morelenses, Marcos demostró cuán serio era para él y el EZLN hacer cara a la represión y, tras suspender una de las actividades más importantes (si no es que la que más) en la cuna del zapatismo, dejó de lado la visita a la tumba de Emiliano Zapata en Cuautla para hacer acto de presencia en la barranca de Los Sauces, en la capital del estado e impedir que integrantes de Guardianes de los Árboles y demás colectivos ecologistas (algunos de ellos adherentes a la Sexta) fueran reprimidos por los policías de los gobiernos municipal y estatal panistas.
Entre la gente que acompañó al vocero zapatista en Acapantzingo para hacer frente a unos granaderos que tan pronto supieron de su arribo se esfumaron, estaban estudiantes universitarios, solidarios como cuando fueron a encarar a elementos del Ejército federal en Amador Hernández, Chiapas, y algunos integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), llamados peyorativamente por los gobiernos de todos los niveles y colores como “los atencos” o “los macheteros”.
Luego vendría la represión a los trabajadores de la Siderúrgica Lázaro Cárdenas Las Truchas (Sicartsa), en Michoacán. El delegado Zero había suspendido la visita programada a la empresa adquirida por Villacero en 1991 debido a la compleja y por ello delicada situación que los obreros protagonizan a favor de Napoleón Gómez Urrutia; para la Comisión Sexta del EZLN era importante cuidarse de que la posible visita de su jefe militar no se leyera como un apoyo al líder charro, como lo había venido haciendo respecto a personajes de similar ralea, como Francisco Hernández Juárez y Roberto Vega Galina.
El uso de la fuerza pública para restablecer el multimentado “estado de derecho” que, como buen instrumento de la derecha, sólo beneficia a intereses privados, se cobró con la muerte de dos trabajadores siderúrgicos la osadía de querer defender lo poco que les quedaba de su autonomía sindical y vino a sumarse al homicidio industrial (que no por no estar tipificado en el código penal es menos criminal), en contra de 65 mineros cuyos cuerpos seguramente calcinados han sido abandonados en las entrañas de Pasta de Conchos, Coahuila.
Entre los obreros de Sicartsa algunos son adherentes de la Sexta y si se había logrado detener, aunque sea por un momento, la represión contra adherentes de la misma en Morelos, en Michoacán ésta (la represión) se llevaba consigo las vidas de dos compañeros.
El desquite.
El pasado 3 de mayo, a unos cuantos días de celebrarse el IV Congreso Nacional Indígena (CNI) y a poco más de una semana de realizarse el encuentro, también nacional, sobre estrategias legales a favor de presos y desaparecidos políticos, la represión que ha estado pisando los talones a la Otra Campaña cayó sobre campesinos floricultores de Texcoco y sobre ejidatarios de San Salvador Atenco, en el Estado de México.
Ese mismo día, el delegado Zero y algunos centenares de personas escuchaban con no poca indignación el rosario de denuncias y propuestas que hacían hombres y mujeres con diversas preferencias sexuales y un ejercicio aún más variado de las mismas, entre ello el trabajo sexual, en la Alameda Central de la ciudad más grande del planeta; aquella cuyo gobierno local perredista le ha colgado el mote de “ciudad de la esperanza” en el doble juego de otorgar paliativos a los más vulnerables para contener la resistencia que pudiera surgir contra la voracidad de los más poderosos.
A la indignación la fueron alimentando, ya en el Mercado de La Merced, nuevos testimonios, ahora de locatarios de mercados públicos amenazados por el avance de las grandes trasnacionales en tiendas departamentales como Wal-Mart o Costco Wholesale, gracias al contubernio que sostienen con las autoridades gubernamentales de los tres niveles de gobierno; y lo mismo sucedería en Tepito, con colonos de uno de los barrios más emblemáticos de la capital del país, donde el gobierno metropolitano pretende ocultar bajo segundos pisos de vialidades la miseria que desde los suburbios pueda llegar a contaminar la mirada de quienes demandan, pues para ello han pagado, poder transitar de sus residencias a los luminosos centros comerciales, y vizconversa, sin peligro.
Pero el punto más alto de la indignación se alcanzaría en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, último bastión mexica de resistencia frente a la invasión española del siglo 16 a estas tierras y famosa porque entre sus ruinas de templos precoloniales, su iglesia católica y sus edificios posrevolucionarios se dieron cita los acontecimientos que enmarcaron una de las matanzas más atroces que los gobiernos priístas hayan orquestado contra el pueblo de México.
La voz de América del Valle, hija de Nacho del Valle y doña Trini Ramírez, líderes morales del FPDT, resonaron a lo largo y ancho de una plancha que llena de memoria ensangrentada esta vez lucía con varios claros entre los asistentes: en la mañana, el gobierno municipal perredista de Nazario Gutiérrez Martínez había reprimido a un grupo de floricultores y, por la tarde, los gobiernos estatal priísta de Enrique Peña Nieto y federal panista de Vicente Fox Quesada habían hecho lo mismo contra integrantes del FPDT, que en solidaridad con sus compañeros habían bloqueado la carretera federal Texcoco-Lechería, a unos kilómetros de San Salvador Atenco.
La empresas privadas de televisión, principales beneficiadas por las recientes reformas legales en materia de telecomunicaciones, pusieron a disposición de su teleauditorio algunas imágenes de los enfrentamientos, al parecer con una doble intención: develar los excesos, a todas luces condenables, que suelen surgir en este tipo de situaciones cuando la gente se ve amenazada y es atacada, y evidenciar a los jefes policiacos en su “ineptitud para imponer el orden”.
La estrategia mediática surgió el efecto deseado. Azuzados, Humberto Benítez Treviño, secretario de Gobierno del Estado de México; Wilfrido Robledo Madrid, comisionado de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), y Ardelio Vargas Fosado, jefe del Estado Mayor de la Policía Federal Preventiva (PFP); por órdenes de Eduardo Medina Mora, secretario federal de Seguridad Pública, y del gobernador del estado, diseñaron el operativo de represalia y avanzaron sobre el pueblo de Atenco en formación militar.
El día anterior, a pesar de la deficiente intervención, los agentes policiacos habían llegado hasta el centro de San Salvador Atenco, donde se enfrentaron durante horas con integrantes del FPDT que resistían el embate. Esta vez, heridos en su orgullo de militares, arrasaron con todo y contra todos. El pretexto era rescatar algunos elementos de las corporaciones estatales y federales que estaban retenidos por los pobladores; pero que, en el caso de los heridos, recibían atención médica por parte de los atenquenses.
El supuesto rescate incluyó, sin embargo, el arresto de centenares de personas, miembros de diversas organizaciones, grupos y colectivos sociales y políticos, así como trabajadores de medios libres, alternativos e independientes de comunicación, que la víspera habían llegado a San Salvador Atenco para ofrecer apoyo mediático, moral, médico y legal a los pobladores.
En total, el número de detenidos, heridos, desaparecidos y muertos a causa de los actos de represión del 3 y el 4 de mayo alcanzó las 290 personas. Entre ellos se cuentan lo mismo integrantes del FPDT que de otras organizaciones sindicales, políticas y sociales, como el FPR, el STRM, la Unión de Juristas de México, JRA, el MUT, el FTPJSIMSS, el POS; instituciones de educación superior, como la Universidad Autónoma de Chapingo, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México; colectivos como Colmena, Radio Pacheco, Video Reforma, Zona Rosa, José de Molina, Machetearte, Centro de Medios Libres, y organismos no gubernamentales, como la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos; entre otros. Aún así, para el contralmirante y ex director del Cisen, Wilfrido Robledo Madrid, el operativo, que bien hubiera podido llamarse “Operación Revancha”, resultó “limpio”.
La respuesta.
El otro objetivo de la estrategia de desprestigio, que responde perfectamente a lo que Guillermo Almeyra llama “la estrategia de la tensión” (La Jornada, 7 de mayo de 2006) estaría por medir sus alcances desde el mismo 4 de mayo por la mañana. El día anterior, el subcomandante Marcos había declarado al EZLN en Alerta Roja y, como paso lógico, el cierre de los cinco Caracoles zapatistas, sedes de las Juntas de Buen Gobierno; y llamó a las organizaciones y personas adherentes a la Sexta que en punto de las 8 de la mañana realizaran acciones de protesta por la represión en Texcoco y Atenco.
En algunos estados y en el Distrito Federal, se llevaron a cabo bloqueos de calles y carreteras, marchas y paros intermitentes de labores en facultades y escuelas hacia la primera parte del día, y, por la tarde, lo que originalmente se había convocado como una reunión de la Coordinadora Regional de la Otra Campaña en el Centro de la Ciudad de México, se convirtió en una asamblea metropolitana a la que acudieron adherentes a la Sexta del Estado de México y otras entidades federativas, como Puebla, Durango, Michoacán, Veracruz, Guanajuato, Quintana Roo, Chiapas e Hidalgo.
Allí, algunas personas que habían conseguido escapar del cerco policiaco-militar en San Salvador Atenco dieron cuenta de los detalles de la represión donde, entre lo más indignante, se encuentran las violaciones multitudinarias a la mayoría de las mujeres y el caso de Alexis Benumea, estudiante de la UNAM, lesionado con doble fractura craneal y exposición de masa encefálica, cuya vida está luchando por retener en medio de un estado de coma.
A este y otros hechos, los autores intelectuales y materiales de la represión respondieron en entrevistas a algunos medios de comunicación oficiales, que si bien se habían presentado “algunos excesos”, ¿por qué no también preguntaban a “los macheteros” por la golpiza propinada a agentes que habían sido abandonados a su suerte por sus mismos compañeros? Efectivamente, en los enfrentamientos del día 3, algunos grupos de ejidatarios sometieron a un par de agentes de la ASE y de la PFP; a uno de ellos lo golpearon con saña en el cuerpo, cabeza y testículos. Pero al día siguiente, con “algunos excesos” de por medio, los elementos de las mismas corporaciones se cobrarían la afrenta, y lo ocurrido a su compañero parecería pecatta minuta: abuso y violaciones a mujeres; golpes y puntapiés a ancianas y ancianos, algunos de ellos parapléjicos; macanazos y toletazos por lo menos durante cinco horas a hombres y mujeres, muchos de los cuales ni siquiera habían opuesto resistencia porque estaban en misión civil de observación o ni siquiera “tenían vela en el entierro”, y un largo etcétera que hiciera de San Salvador Atenco el escenario de acontecimientos más que familiares durante las dictaduras en los países del cono sur del continente y la resistencia partisana a los nazis en los países de la Europa de mediados del siglo pasado.
Por eso, en la asamblea tras los bloqueos del 4 de mayo se acordó realizar una marcha de la Universidad Autónoma de Chapingo a San Salvador Atenco al día siguiente, una asamblea nacional contra la represión el día 6 y una jornada amplia de información y volanteo el día 7; demandando la liberación de todos los presos y presas políticos y de conciencia, la presentación inmediata con vida y en buen estado de las y los desparecidos, la salida de todas las fuerzas represivas de Atenco, la suspensión de todas las órdenes de aprehensión y el cese del hostigamiento y los cateos.
El 5 de mayo, en una clara amenaza, José Antonio Villanueva Lira, jefe de la subsección del servicio militar nacional de la Armada de México, declararía en el marco de la ceremonia de jura de bandera de 150 jóvenes conscriptos, que “los recientes acontecimientos de violencia y enfrentamiento entre actores sociales y autoridades del gobierno son hechos aislados de gente protagonista que quiere figurar en los escenarios políticos y sociales”, y aseguró que los jóvenes preparados en la Armada “estarían listos” de ser requeridos por el Estado mexicano.
Mientras tanto, a unos cuantos kilómetros de allí, alrededor de 2 mil personas se preparaban para romper pacíficamente el cerco policiaco-militar de San Salvador Atenco. Al frente, rodeado por una burbuja humana para su seguridad, iría el subcomandante Marcos y, cubriéndole las espaldas, en primer término los contingentes de estudiantes de Chapingo, el IPN, la UNAM y la UAM.
Al llegar al zócalo de Texcoco, donde se había acordado realizar un mitin para valorar el avance hacia Atenco, la marcha sumaba ya unas 4 mil personas, lo que quizás inclinó la balanza hacia la decisión de continuar; cuando los contingentes arribaron a San Salvador Atenco, alcanzaba la suma de 7 mil personas, según las estimaciones promedio.
Robledo Madrid, tristemente célebre por la toma de Ciudad Universitaria en febrero de 2000 y por el desvío de recursos cuando fungió como el primer comisionado de la PFP cuando ésta había sido recién creada con unos 5 mil elementos del Ejército federal, había declarado por la mañana que la ASE no se retiraría de Atenco sino hasta el 6 ó 7 de mayo, y eso dependiendo del control de la situación; pero cuando la marcha llegó a la plaza de armas, frente a la Casa de Cultura, no se veía ni un solo policía.
Poco más de tres horas duró el recorrido que terminó con un mitin frente al Auditorio Emiliano Zapata y que se vio coronado por los comunicados de Gloria Arenas, detenida en el penal de Chiconautla, Ecatepec, y de América del Valle, a quien las policías estatales y federales buscan hasta por debajo de las piedras.
La cereza en el pastel la pondría el subcomandante Marcos al mostrar algunos cartuchos vacíos .38; “si revisan –invitaba el delegado Zero- verán que son de la misma marca y el mismo calibre que usa la policía del Estado de México”. Como respuesta, el grito de “¡Asesinos! ¡Asesinos!” se iría haciendo unánime hasta retumbar en el centro de Atenco.
Los criminales.
En la legislación mexicana se considera un delito incitar a la rebelión y la desestabilización del Estado y sus instituciones, argumentación jurídica que comparten el gobierno y los magistrados españoles al condenar a la izquierda abertzale y sus dirigentes o decretar el cierre de diarios publicados en euskera con el pretexto de “enaltecen el terrorismo”.
Siguiendo esa misma lógica, Nazario Gutiérrez Martínez y Enrique Peña Nieto, así como Humberto Benítez Treviño y Wilfrido Robledo Madrid; lo mismo que Ardelio Vargas Fosado y Eduardo Medina Mora y, finalmente, Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego, dueños de Televisa y TvAzteca, respectivamente, junto con los conductores y conductoras de sus noticieros, son responsables de instar a la población de Atenco y de otros pueblos y organizaciones a la rebelión como medida de defensa frente a un gobierno que de tan incompetente prefiere hacer uso de las armas que de la palabra; así que, señoras y señores de los medios de comunicación, tienen en ustedes mismas, en ustedes mismos, aquellos por quienes clamaban castigo.
En primer lugar, porque sin haberse concluido las mesas de diálogo que estaba definiendo la situación de los floricultores de Texcoco, el gobierno municipal recurrió al uso innecesario de la fuerza pública para someterlos.
En segundo, porque habiendo roto el bloqueo a la carretera federal Texcoco-Lechería, la ASE y la PFP irrumpieron en San Salvador Atenco trastocando la paz social; provocando una reacción defensiva de sus pobladores, quienes respondieron con violencia a la violencia de que eran sujetos; cateando sus casas sin contar con las órdenes correspondientes, y arrestando a más de 200 personas sin existir de antemano órdenes de aprehensión, imputándoles a muchos de ellos delitos que para nada están relacionados con los hechos violentos del 3 y 4 de mayo, sino cobrándoles la factura de la resistencia que han protagonizado contra el capitalismo que les ha querido despojar de sus tierras entre 2001 y febrero de 2006.
Y, en tercero, porque las transmisiones de los noticieros de las empresas que ostentan el duopolio televisivo, lo mismo que sus programas de radio y algunas de sus publicaciones impresas, se caracterizaron por demandar “mano dura” contra “los revoltosos”, en un conflicto cuya solución requería de una mano sensible a las demandas de los pobladores de Texcoco, y por instigar a las corporaciones policiacas, aguijoneándoles el orgullo evidenciando su ineptitud y sugiriendo su derrota ante los campesinos como si de lo que se tratara es de la Ley del Talión; el resultado fue una suerte de “Operación Revancha” con que el comisionado de la ASE y el jefe del Ejecutivo estatal se regocijaron de soberbia y autoritarismo, dado el “éxito del desquite”.
La combinación de todos estos elementos bien puede llegar a provocar la desestabilización del Estado mexicano y sus instituciones; y estos mismos delitos pueden ser imputados a directivos y presidentes de medios impresos, como el periódico La Crónica, o personajes que se sumaron al terrorismo de Estado desde el púlpito que les significa una curul en el Senado, un puesto en alguna secretaría o los vínculos y la protección de la iglesia católica, como son los casos de un Diego Fernández de Cevallos, un José Carlos María Abascal Carranza, un Onésimo Cepeda Silva o un Norberto Rivera Carrera; entre muchos otros.
Más todavía, tiene razón el señor Vicente Fox Quesada, cuando en su calidad de jefe del poder Ejecutivo federal sostiene que “nadie está por encima de ley como para suponer que tiene derecho de imponer su verdad a los demás mediante el uso de la fuerza”, y es bueno oírselo decir, porque él sería el primero en encabezar la lista de quienes deberían ir a parar a la cárcel por ello, y no las casi 300 personas que esposadas a una cama de hospital, castigadas en algún reclusorio o desparecidas quién sabe donde, han sido privadas de su libertad y vejadas en su integridad física y mental ante el silencio generalizado de una sociedad que está más ocupada en contar los días que faltan para que arranque el mundial de futbol.
La postdata.
Pero no sólo, el mutismo habita también en las filas de quienes otrora habían salido a las calles, llenando las plazas públicas o dignificando los medios de comunicación con su palabra, su grito o su canto en contra de la injusticia. Tal vez estén cobrándole al zapatismo la osadía de señalar sin empacho cómo y en qué su candidato a la presidencia de la República está aliado con el autoritarismo y la impunidad con que los de arriba han despojado a los de abajo.
Quizás, como señala Guillermo Almeyra, no le perdonen a La Otra Campaña haber tomado una camino distinto al suyo y, ahora que “su gallo” anda a la baja en el espejismo de la encuestitis elevada a oráculo nacional, no encuentran a quien cobrarle la derrota (que igual y no llega pero ya están adelantando en ese derrotismo tan suyo) más que a quienes como ellos se encuentran abajo.
Se lo tienen merecido”, dirán. Y, olvidando aquello que dijera el Ché a sus hijos de que “ser siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo es la cualidad más linda de un revolucionario”, repetirán con Práxedes Giner Durán, el asesino de Arturo Gámiz y Pablo Gómez: “¿Querían tierra?, ¡échenles hasta que se harten!”


RED@ctuar
Red de Encuentro y Diversidad para la Actuación
[nodo virtual de cambalache chorero sobre artes escénicas y demás chunches]
www.redactuar.com.mx

+=+=+CELC+=+=+CELC+=+=+CELC+=+=+CELC+=+=+
"Por la Unidad y la Soberanía de Nuestra América". Comité de Enlace Latinoamericano y Caribeño (CELC) Página Web: http://usuarios.lycos.es/comitedeenlace/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres